Background Image
Previous Page  15 / 36 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 15 / 36 Next Page
Page Background

15

15

Evidentemente, el hecho de poseer un buen autoconcepto y una buena autoestima,

tener una adecuada competencia social y un alto control emocional, va a favorecer

nuestro equilibrio y estabilidad personal. Debes preguntarte y ser consciente de en

qué medida dispones de estas características, porque son un elemento clave para que

tengas éxito en tu futura profesión. Como no todas requieren los mismos rasgos, es

importante que te informes de cómo es en realidad el desempeño de cada trabajo y

que imagines si tu forma de ser realmente encaja en él.

Por ejemplo, si eres una persona tímida, profesiones como relaciones públicas, venta

de productos o guía turístico, probablemente no sean tu mejor elección. Pero si tienes

buen control emocional y mucha empatía y a priori te desenvolverás con facilidad en la

enseñanza, la asistencia sanitaria o la gestión de emergencias.

Los expertos llaman

motivaciones vocacionales

a los intereses, las realizaciones y las

expectativas que se tienen respecto al mundo académico y profesional. Una cosa es

desear algo (y no hacer nada para conseguirlo) y otra muy distinta, estar motivado e

intentar conseguir lo que se pretende.

Cuando uno quiere

tomar decisiones acertadas

, y más si son importantes, debe saber

cuáles son sus metas personales, laborales, pero también saber de dónde parte o qué

ha hecho en relación a ellas. En el

Anexo 3

te facilitamos un esquema para que puedas

anotar (esto te servirá también en la toma de decisión) las investigaciones que has

hecho y las dudas que te surjan sobre cada posibilidad. Recuerda que tanto el

orientador como tu familia son personas que pueden ayudarte a encontrar más

información o a resolver algunas de tus dudas. ¡Estarán encantados de hacerlo!